Read Conversación by Gonzalo Hidalgo Bayal Online

conversacin

Five stories, five different narrators, ranging from first-person confession to a transcript of what you hear, the story in first person in plural to the purely speculative someone you rarely know. Conversation is an extraordinary volume which demonstrates the versatility and expertise of a narrator as Gonzalo Hidalgo, whom many considered a classic today....

Title : Conversación
Author :
Rating :
ISBN : 9788483833483
Format Type : Paperback
Number of Pages : 240 Pages
Status : Available For Download
Last checked : 21 Minutes ago!

Conversación Reviews

  • Gonzalo
    2019-03-20 10:00

    Habia leido previamente tres novelas de Hidalgo Bayal, y tenia curiosidad por enfrentarme a este libro de relatos. No me ha defraudado. En ellos trata el mismo tipo de temas que desarrolla en sus novelas mas largas, que a mi me resultan muy atractivos. Ambientados entre Madrid (implicita o explicitamente) y (presumo) su tierra extremeña. Variados en el tratamiento (dialogo, monologo,...) y en su tematica: "kafkiana" a veces, particularmente en "Reparacion", que puede llegar a resultar opresivo, casi angustioso, interesante historia rural como en "Corzo", apasionantes desarrollos vitals ("Aquiles y la Tortuga") y casi una tesina sobre el odio y la enemistad en "Monologo del enemigo".

  • Francisco H. González
    2019-02-24 15:53

    Leer a Gonzalo Hidalgo Bayal siempre es un placer, literario. Afirmo esto después de haber leído Amad a la dama, Paradoja del interventor, Campo de amapolas blancas, Sed de Sal.Conversación es el primer libro de relatos que leo de Gonzalo. No sé si tiene publicados más. Si sus novelas son espléndidas y recomendables, este libro de relatos lo es también.Conversación lo forman cinco relatos, algunos con la dimensiones propias de una nouvelle, no sólo en extensión, sino en recorrido y aliento, como ocurre en los relatos Aquiles y la tortuga, Monólogo del enemigo y Reparación.Si hay libros que desincentivan la lectura, otros como el presente, me animan a seguir leyendo, a seguir devorando libros, a seguir gozando de la página (en este caso) impresa, a disfrutar del lenguaje, del léxico, de los juegos de palabras que se gasta Gonzalo, maestro de la palabra, quien juega con ellas, juegos fonéticos, taxonómicos, extrayendo de ellas tal jugo, tanta carnaza, que leer sus relatos es quedar ahíto, saciado, tras haber gozado previamente con deleite, alborozo y expectación con sus tramas fantásticas y verosímiles, atemporales, en los márgenes de las modas pasajeras, lo que impregna todos estos relatos de cierto clasicismo, donde se respiran aires kafkianos como en el relato Reparación, donde Gonzalo juega con el concepto de los dobles, de la perfección numérica, de la obsesión derivada de una vida contemplativa y solitaria, o de ese ensayo sobre el odio, su génesis y consecuencias y el envés de la misma, la bondad, en el Monólogo del enemigo, o sobre la empresa filosófica de Petrus un alumno brillante que deja la filosofía por la empresa, y a quien su palindrómico amigo de la facultad, Saúl Olúas, no puede menos que visitar, a fin de conocer su más que interesante y adictiva historia, en el paradójico y maravilloso (sin lugar a duda mi favorito del libro) relato Aquiles y la tortuga.Los dos relatos más cortos son los dos primeros, el primero Kalé heméra (leer aquí), donde el protagonista, un profesor de griego no puede menos que confesar aquello que lo socava día a día y Corzo, una vibrante intriga rural a costa de una heredad, y las leyendas urbanas que el paso del tiempo y el lenguaje van transformando lentamente.En todos los relatos esta presente la conversación que da título al libro, ya sea a modo de diálogo, monólogo o soliloquio, y todos ellos son una celebración del lenguaje, un éxtasis de la palabra, una comunión, diría que perfecta, entre significante y significado, porque Gonzalo durante unas horas arrancará al dichoso lector que acometa estos relatos de la realidad y lo zambullirá en otro mundo: vegetal, urbano, mental, claustrofóbico, un mundo, digo, exuberante y enjundioso, del que vuelves renacido a la par que exultante. ¿Exagero?.Junto a Longares, Jose María Pérez Alvárez, Torné, Bayal es hoy uno de mis prosistas (vivos) favoritos, así que no es de extrañar, que reseñando sus libros, repare, en que me pongo hiperbólico y me falten adjetivos y loas, pero el lenguaje, sus limitaciones y las mías, me impiden ir aún más lejos de lo que me gustaría en la recomendación de los libros de Gonzalo.

  • Lepisma
    2019-03-09 10:13

    Este hombre brilla como pocos en la media distancia. Los cinco relatos de este libro destacan por la originalidad de su planteamiento argumental, la fuerza de sus personajes y el impecable manejo del idioma. El último es el único que no me ha atrapado del todo: es un ejercico litearario en el que un narrador paranoico espía los movimientos de un personaje anodino desde un punto fijo. Me parece frío y aburrido en comparación con los otros cuatro. Me gustan mucho esas conversaciones, más bien monólogos, en los que los diversos narradores nos cuentan en primera persona –a veces en plural-, las peripecias de unos individuos que, aun siendo seres cotidianos, están fuera de lo común.“Aquiles y la tortuga” por sí mismo es un cinco estrellas. Es mi favorito. Me parece una obra maestra de la narrativa breve. Bien es cierto que los otros tres relatos están muy cerca de éste y he disfrutado muchísimo con su lectura: ¡qué sorprendente moraleja la de “Kalé heméra”!Quiero leer más libros de este escritor. ¿Cómo es posible que no se haya convertido todavía en uno de los grandes de nuestras letras? ¿Tal vez porque se le considera un autor “de provincias”, alejado del mundanal ruido y poco dado a lucirse en los medios?